La Historia del Arte de valencia.

Este blog está realizado para presentar desde un punto de vista informativo, sin prescindir del necesario rigor histórico, distintos aspectos de la Historia, la Cultura y la Historia del Arte Valenciano.

El territorio valenciano se sitúa en la zona del Levante de la Península Ibérica, siendo un lugar donde se han desarrollado importantes manifestaciones artísticas desde la Prehistoria. Por el territorio valenciano han pasado grandes civilizaciones. Las antiguas civilizaciones de la prehistoria, la cultura ibérica, las colonias griegas y púnicas que se instalaron en estos territorios . La colonización romana, seguida de la conquista visigoda y las colonias bizantinas que se establecieron en la mitad sur del territorio valenciano. El dominio islámico, al cual continuó la reconquista por parte de los reinos cristianos, conviviendo cristianos, musulmanes y judíos. La formación del Reino de Valencia dentro de la Corona de Aragón. Con los Reyes Católicos, el Reino de Valencia se anexionó al territorio español, donde permanece hasta la actualidad, diferenciándose por tener una historia, una cultura y una lengua propia, dentro de los distintos reinos que conforman el actual estado español.

Los artículos son presentados con gran sencillez ante los lectores con el objeto de que su lectura resulte interesante y amena, presentando una serie de enlaces y bibliografías donde se puede buscar y precisar una información más detallada de cada uno de los temas seleccionados.

Espero que lo disfrutéis.




Estudios Valencianos Histórico-Artísticos.
Contacto:
esthisartval@gmail.com

lunes, 3 de octubre de 2011

Pánico a las Humanidades.

El Grito. Edvard Munch        


        Hay noticias que pueden alarmarnos hasta el punto de que nuestra cara se nos quede en una mueca parecida a la figura de la obra "El Grito" de Edvard Munch. Una cara parecida se me queda cada vez que escucho los recortes que se pretenden realizar en materia de Humanidades, dando prioridad a las ciencias y las tecnologías.
      ¿ Se imaginan si consiguieran convertirnos en una sociedad de tecnócratas o algo parecido, de modo que pudieran controlar nuestros impulsos y pensamientos?, Desde un ordenador, o algo similar, podrían controlar nuestras vidas. Desde pequeños nos enseñarían los valores y normas de comportamiento que les interesara a los grupos dominantes. Seríamos herramientas de trabajo disciplinadas, con el único fin de servirles.
       Por suerte seguimos teniendo en nuestra cabecita un pequeño cerebro capaz de pensar por sí mismo. De crear sus propias ideas, pudiendo valorar cuando son buenas o no. Este cerebro aumenta en su capacidad analítica y crítica cuando más formación e información recibe, ya sea a través de los estudios o de modo autodidacta. Este cerebro es el órgano que nos ayuda a mantener vivas nuestras ilusiones y nuestras esperanzas. Ilusiones y esperanzas que solamente pueden conseguirse en un estado de libertad, dentro de una sociedad abierta.
       Para no convertirnos en una sociedad instrumentalizada, donde solamente seamos herramientas de trabajo para otros, no podemos permitir que se realicen recortes en los estudios y las investigaciones en las Humanidades, puesto que estos recortes pueden suponer para la sociedad la pérdida de los beneficios que estas disciplinas nos aportan.
       La Historia, la Literatura, la Filosofía, la Historia del Arte, etc., nos proporcionan las herramientas necesarias para propiciar una sociedad crítica, abierta y fuerte. Estas características nos convierten en una sociedad difícil de engañar y de reprimir.
        Las Humanidades fortalecen la sociedad civil y los hábitos de libertad, proporcionándonos la formulación de argumentos razonados, escrituras convincentes y, debidamente meditadas y razonadas.
       No volvamos a aquellos momentos en los cuales un pequeño grupo de personas dominaba y mandaba sobre todos los demás, aprovechándose de la ignorancia de los más desvalidos. No permitamos que solamente los más poderosos puedan aprender y formarse. No volvamos a cometer los mismos errores que nuestros antepasados, dejando que una minoría nos domine.
       Como tantas veces se ha dicho; "Un país que no conoce su historia, vuelve a cometer los mismos errores". Nosotros conocemos nuestra historia, no dejemos que se repita.
                                              Saturno devorando su hijo. Goya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada